En Bonalia nos gusta tratar temas relacionados con nuestra razón de ser y con lo que aportamos al mundo. Por tanto, hoy hablaremos de un tema de actualidad como son las ciudades verdes. Cada vez estamos más cerca de que esa realidad se haga posible, ya que cada vez son más los países que se vuelcan en intentar lograr que sus territorios consigan convertirse en ciudades verdes.

El término:
Denominamos “ciudad verde” a toda ciudad que tenga numerosos espacios naturales para que sus ciudadanos puedan disfrutar de ellos. A su vez, la ciudad verde debe producir bajas emisiones tóxicas y evitar la contaminación acústica, contar con una edificación bioclimática y sostenible en la que sus habitantes tengan conciencia con el medioambiente y lo respeten. En ella se fomenta un ambiente social de convivencia saludable y sostenible. Nuestro país es una potencia mundial en cuanto a ciudades sostenibles.

Principales características de las ciudades verdes:
– Los edificios, construidos con unos materiales específicos para conservar el medioambiente y que logren ser eficientes energéticamente. Los espacios verdes y jardines protegen de la exposición solar continua al edificio. Además, preserva la temperatura en el interior de las viviendas, evitando prácticas como encender el aire acondicionado.

– El cambio de los parques por bosques. Los denominados bosques urbanos están compuestos por una vegetación arbustiva, herbácea y una fauna que son capaces de convivir en sintonía con los distintos elementos de la ciudad. Aportan numerosos beneficios como son la mejora de la calidad del aire y de vida o el aumento de la biodiversidad.

– Los ciudadanos. Según algunos estudios, la mayoría de la población que vive en la ciudad pide avanzar hacia un modelo urbano en el que prime la sostenibilidad.

– Regulación de coches.

Como principales vías de contaminación en un núcleo urbano tenemos a los vehículos. En una ciudad verde se regula la circulación de los vehículos de motor siempre en función de lo que contaminen. Hay varias formas de hacerlo. Por un lado, las etiquetas medioambientales. Los vehículos Eco o cero emisiones son los que representan los automóviles sostenibles. No obstante, también tenemos los vehículos eléctricos e híbridos, que se postulan como la mejor opción para reducir emisiones. Por otro lugar, las zonas de bajas emisiones. Cada vez habrá más tendencia a mirar por las ciudades sostenibles, así como al desarrollo de actitudes que favorezcan al medioambiente y a la creación de comunidades más concienciadas con la causa.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies